Degenerado cibernetico le echó la culpa a la cuarentena

El depravado le envió fotos de sus genitales a la víctima a través de las redes sociales y se excusó argumentando que vivía una “la abstinencia tortuosa”, a causa del aislamiento social.

Casi una constante: en tiempos de cuarentena, la violencia machista se adapta a las necesidades de aislamiento e impone pautas virtuales a los acosadores. Así denunció una víctima en la ciudad bonaerense de La Plata, que realizó una publicación en Facebook escrachando a un acosador que terminó excusándose por “la abstinencia tortuosa” del aislamiento preventivo.

“Odio tener que publicar algo así, pero me parece de suma importancia denunciar y escrachar a este enfermo que sin necesidad alguna me manda un mensaje así”, comenzó a describir la víctima en su red social. “Estoy preocupada por los nenes chiquitos que hay en redes y que puedan encontrarse con esta clase de lacras”, sentenció la víctima, que, como prueba, publicó la captura de pantalla con la imagen del acosador que le escribió “Mirá cómo me ponés” exponiendo sus genitales.

Luego de ser expuesto, el violento intentó dar una insólita explicación que hizo enfurecer más a los usuarios de redes sociales: “La cuarentena nos está matando a todos, pero a mí, particularmente, por privaciones que me venían imponiendo desde mucho antes. Muchos tienen al menos la suerte de tener una mina con la cual pasarla bien y desahogar sus penas… yo no. Durante mas de veinte años hice hasta lo imposible por tener una vida amorosa y sexual plena y digna: fui amable, caballero, romántico, lo fui con compañeras de la secundaria, con chicas que estaban en un grupo de amigos, vecinas del barrio, intenté de todo y nada funcionó. No me estoy justificando por las cosas que están por circular en mi contra… pero sí les aseguro que ya ni me importa afrontar las consecuencias”, escribió el escrachado.

El depravado siguió justificándose

Pero hubo más, el pibe se justificó diciendo que los hombres “ya no sabemos qué carajo hacer para caerle bien a una mina”. Además, se quejó porque en La Plata cerraron “absolutamente todas, pero todas, las agencias de acompañantes, bajo la excusa del secuestro y la trata”.

Actualmente, el ciberacoso se convirtió en una de las formas más peligrosas de acoso, por la impunidad que facilita el universo digital y la falta de reglamentación sobre el tema. Según un informe realizado por el Observatorio Mujeres, Disidencias, Derechos, sólo en 2019, el 75%, de las mujeres entre 15 y 19 años afirma que adultos desconocidos trataron de contactarse a través de redes sociales y el 62% recibió fotos o videos de contenido sexual de otras personas sin pedirlo.

Ya a principios de año la modelo Noelia Marzol denunció un hecho similar. “Así me ponés con tus fotos”, le escribió un seguidor junto con una foto de su miembro. Entonces, ella lo escrachó con nombre y apellido, dando visibilidad a la violencia que se mueve en las redes.

FUENTE: CRONICA

Comments are closed.

Translate »