Máximo Kirchner: la Argentina actuó correctamente con la cuarentena, pero reconoció que existen daños económicos

Durante el debate por el proyecto para regular la donación de plasma por parte de pacientes recuperados de COVID-19, el diputado del Frente de Todos defendió la principal medida adoptada por el Gobierno para combatir a la pandemia

Durante el debate en la Cámara de Diputados por el proyecto para regular la donación de plasma por parte de pacientes recuperados de coronavirus, el referente del oficialismo Máximo Kirchner defendió la decisión del presidente Alberto Fernández de mantener el aislamiento social, preventivo y obligatorio, aunque reconoció también que la situación generó “daños económicos”.

“De repente se instalaron cosas como que el Gobierno decidió entrar en una cuarentena temprana y lo extenso de los días de la cuarentena. Recordemos que la fase 1 duró un determinado tiempo y después hubo flexibilizaciones”, sostuvo el legislador del Frente de Todos.

El hijo de la actual vicepresidenta utilizó una parte de su exposición en el recinto para cuestionar los planteos de la oposición sobre este tema y remarcó que “obviamente que hay cansancio y dificultades” para la gente, por lo que “nadie está descubriendo nada”.

Para argumentar su postura, Máximo Kirchner recordó que el 20 de marzo pasado, cuando inició el confinamiento, la Argentina registraba 128 casos y 3 muertos por COVID-19, cifras similares a las había en otros países de la región, pero aseguró que actualmente hay 52.457 infectados y 1.150 fallecidos a nivel local, mientras que en el resto de Latinoamérica las víctimas son más.

“Centrémonos realmente en pensar qué vamos a hacer porque si no caemos en imprudencias que no son buenas y la verdad es que hay gente que la está pasando bastante mal: aquellos que no tienen un trabajo formal, comerciantes que no pueden abrir sus comercios y que si los abren venden poco y nada”, ejemplificó.

En este sentido, señaló que “en la Ciudad de Buenos Aires había 3 millones de turistas que no están” y también adultos mayores “que se están cuidando y que no pueden salir a la calle porque son grupo de riesgo”.

“Vamos a tener que pensar muy bien porque incluso antes de la pandemia el Gobierno intentó ayudar a muchos sectores para ver cómo se reactivaba la economía. Tenemos que tratar esto con muchísima madurez y también entender el cansancio y el enojo. No hay que alimentar la frustración”, manifestó.

Comments are closed.

Translate »