Nos merecemos todo lo que está pasando y mucho mas.

Aunque muchas veces pensemos que el maltrato animal es una problemática imposible de erradicar, poco a poco se conquistan nuevos derechos para los animales en diferentes países. Te mostramos cómo involucrarte en la pelea por su protección.

El maltrato animal es una realidad que, desafortunadamente, sigue preocupando. Si bien se han logrado avances a través de la concientización respecto al tema, aún queda un largo camino para lograr que se respeten los derechos de los animales. Ya sea que se trate de mascotas o de animales silvestres, el maltrato animal es una realidad muy presente en la sociedad.
Explotación comercial. Entre las formas más comunes se encuentran loscircos y zoológicos, pero también entran en este grupo todos los espectáculos animales, las peleas (de perros, gallos, etcétera), las actividades cinegéticas, las corridas de toros, la industria alimenticia, la tracción a sangre, entre otras.
Caza y/o cría indiscriminada. Generalmente, se da en condiciones deplorables para favorecer el contrabando y/o formas de comercio ilegal de distintas especies. Muchas veces, la caza o cría indiscriminada se da para el negocio de las pieles.

No me cabe dudas que el ser humano es el peor virus que jamás existirá para este planeta. Nos merecemos todo lo que nos pasa… y más…
#HumanoPeorQueUnVirus

¿Cómo actuar contra el maltrato animal en la clínica veterinaria?

En la práctica, el maltrato animal va más allá de la violencia física ejercida a través de golpes o castigos, y es que se extiende a diferentes formas y situaciones; también en algunas clínicas veterinarias puede surgir esta forma de maltrato.

Entre las diferentes situaciones en las que se puede considerar que hay algún tipo de violencia contra nuestras mascotas, están:

  • No proveer una higiene adecuada al ambiente, lo que obliga a vivir al animal en condiciones insalubres.
  • Ofrecer al animal una nutrición insuficiente en cantidad o calidad, o no dejar a su disposición agua apta para consumo.
  • Ejercer violencia física utilizando o no instrumentos que causan dolor, como cinturones, látigos, etc.
  • Explorar la fuerza física del animal tirando de carros, cargando excesos de peso o participando en peleas. En general, se trata de obligarlo a realizar actividades de forma incesante, sin periodos de descanso.
  • Obligar al animal a consumir drogas o sustancias químicas (excepto tratamientos recomendados por un veterinario).
  • Abandono.

Comments are closed.

Translate »